lunes, 25 de febrero de 2008

Paren que me bajo



La lucha ha sido terrible. Encarnizada.

Desde el primer momento he puesto toda la carne en el asador, pero mis enemigos eran más fuertes y más numerosos.

Intentaba en vano demostrar mi histórica supremacía sobre ellos mientras ellos se reían en mi cara. Me zarandeaban. Se mofaban. Me golpeaban una y otra vez.

Hoy no podía con ellos.

Durante casi media hora he luchado con todas mis fuerzas. El esfuerzo ha sido titánico.

He tenido la tentación varias veces de tirar la toalla, de entregar la cuchara. De dejarme vencer por ellos.

Finalmente mis viejos y conocidos enemigos se han retirado. Han estado más cerca que nunca de derrotarme, pero la almohada, el sueño, las sábanas y Morfeo no han podido definitivamente conmigo.

He salido de la cama. Me he levantado.

Les he derrotado.

Al menos momentáneamente. Seguro que mañana lo vuelven a intentar.

El día ha sido horrible. He pasado diez horas de oficina en una especie de semi-coma inducido por el agotamiento, con un estado de ánimo totalmente depresivo....

¿Cómo he llegado a esta lamentable situación?

No sé, quizá tenga algo que ver que en los últimos 10 días:

He pasado por Valencia, Lérida, Huesca, Jaén..... Madrid.
He dormido en 4 hoteles diferentes. Además de en mi casa, por supuesto.
(¿He puesto “dormido”? Ja, ¡¡bonita palabra que a veces apenas llego a utilizar!!)

He salido 3 días consecutivos de copas (jueves, viernes y sábado), incluyendo la macrofiesta de despedida de un amigo que hicimos el sábado y que duró 15 horas (y que daría por si misma para escribir varias entradas de este blog, ¡¡que exageración de fiesta por dios!!!)
Me he metido una pateada el domingo por la Sierra de Madrid de casi 5 horas subiendo y bajando montañas (finalizada con un homenaje espectacular en nuestro restaurante preferido de la zona)
He pasado por Alzira, Monzón, Linares, Cercedilla, Vinaixa, Montblanc, Reús.... Pozuelo de Alarcón, Alcobendas.
Me he cabreado como una mona en el Bernabeu al ver como mi equipo recibía un gol que ni los infantiles en el colegio.
He vuelto, seis meses después, a nadar.
He pasado más de 25 horas al volante tragando kilómetros.
He corrido por Alzira, por Valencia, por Huesca... por el monte del Pilar de Majadahonda.
He trabajado tropecientasmil horas con horarios de mañana, de tarde y de noche
He ido al cine, he ido a casa de mi padre para comer con él, he hecho la compra, he llevado el coche al taller, he arreglado mi estropeado ordenador.....
He corrido un MARATÓN.

No puedo más. Que paren la noria que me bajo.

4 comentarios:

Tetovic dijo...

P.D. Este post esta dedicado a mi amiga Syl. De ninguna manera podría copiar el estilo de su maravilloso blog (probablemente el mejor de la red), pero si al menos su colorido.

Syl, los colores de tu blog simbolizan los colores de tu futuro más inmediato.

ELMOREA dijo...

Joder, que estresssssss...
Parate un pelin chiquillo, que te vas a matar.

Sylvie dijo...

Mira que iba leyendo y pensando...uys este Teto...se ha soltao la melena con tantos colorines!!! ¿será que aún querrá estresarse más?

mi niño precioso...gracias por la dedicatoria, sabes bien que me llega al álma.

Al final te vas a parecer al Talara con el bono transporte!!...relajate un poquito, aunque solo sea un día...y NO HAGAS NADA!!!, que lo necesitas con urgencia si no quieres entrar de cabeza en el club de los aceleraos del que soy presidenta (no te lo aconsejo, que la vida se te pasa a mil por hora en él).

Besisimos.

Ps1: sabes con qué me quedo de todo lo leído???...que ya te has pateao la sierra 5horas!!!!!!!!!!!!!...eso es que tu "si quiero" sigue adelante...y con ello, me haces muy muy muy feliz.
Ps2: descansa por dios, que el día 7 te quiero en Toledo...puntual como el big ben!!! (nada del sábado ni hostias, que la fiesta grande será el viernes, cumple del talara).
Ps3: Sorry, no pretendía estresarte más...así que te añado un TE QUIERO GRANDE...relajaor..
si?

Euchy dijo...

Teto!! si que me acordé de Syl con los colores..lo pensé jajaja..
Lo que me gusta es, como dice Syl, que no has dejado de ser persistente. Disfruta, chamo... y descansa. Besos