jueves, 29 de marzo de 2007

¿Por qué Esparta?




No sé exactamanete cuando ni porque nació mi particular fascinación por la II guerra mundial y por lo bélico en general. Pero sí sé que de mi batalla favorita, Stalingrado, y de la obsesión de Hitler por convertirla en las Termópilas de la era moderna me viene mi fascinación por Esparta, la polis con los mejores guerreros de la antigua Grecia.

Si las principales ciudades-estado griegas (Tebas, Atenas, Corinto, Argos...) se interesaron por el arte, el derecho, la agricultura y la ciencia a Esparta lo único que siempre le interesó fue el arte de la guerra. La sociedad espartana buscaba conseguir guerreros perfectos y aquellos que no estuvieran preparados para serlo no valían para formar parte de ella. Llegaban al extremo de arrojar a un acantilado a los niños que nacían enclenques o con alguna tara física. No valían para el campo de batalla.

Los guerreros eran formados desde la más tierna infancia a base de duros y constantes entrenamientos. Muchos de ellos nunca llegaban a ver el campo de batalla porque morían durante alguno de ellos. Se buscaba guerreros que no conocieran la palabra miedo ni la palabra dolor. Construían hombres con músculos y mentes de acero.

Nunca tuve la intención de hacer este blog. Pero cuando aquel día entré en el de la Sylvie y por simple curiosidad el puntero de mi ratón pinchó encima de “crear un blog” tuve que decidir como quería llamarlo. Pensé sobre lo que podría escribir en él y la conclusión fue que seguramente escribiría, fundamentalmente, de las cosas del correr. Y pensé que mi blog debería llamarse Esparta.

Y es que siempre he encontrado un paralelismo entre el guerrero espartano y el corredor popular. Para nosotros el campo de batalla es la carrera del domingo. Y en los entrenamientos cambiamos escudo y lanza por zapatillas y pulsómetro.

En esa especie de fantasía casi infantil encuentro en múltiples ocasiones la motivación para salir a entrenar o para finalizar un entrenamiento duro cuando la mente me pide a gritos que lo deje ya y me vaya para casa. Pienso en que un guerrero de Esparta no siente dolor, ni cansancio, ni miedo ni compasión de si mismo. Un guerrero de Esparta sufre entrenando para cuando llegue la batalla estar preparado. Y mientras sigo corriendo soy capaz de imaginarme a mi mismo con el escudo y la capa escarlata sobre mis hombros.

Es por eso que este blog se llama “Un lugar llamado Esparta”

Y seguramente tú, que estás leyendo esto, eres un espartano. Un espartano de la carrera a pie. O del trabajo. O del amor. O de la vida.

Mientras tengas una Esparta por la que luchar seguirás teniendo un motivo para seguir viviendo intensamente cada día.

10 comentarios:

boni dijo...

No confundir con Espartaco (el torero) que este es de Espartinas, Sevilla.....
¿Has leído alguna vez a Sven Hassel? Todos sus libros relatan las vivencias de un batallón alemán en la Segunda Guerra Mundial: "Stalingrado", "Gestapo", "Batallón de Castigo", "Camaradas del frente".....y bastantes más, los leí y releí todos hace ya mucho mucho tiempo, creo que te gustarían.
Ah, no sé que tipo de pulsómetro usas tú, pero paso de utilizar mi Polar como escudo, que sale muy caro, jajajaja......
¿"Espartano de la vida"?....a veces, como todo quisqui...

Saludos desde Málaga
PD: Por cierto, si sale lo de los buses para MAPOMA,apúntame en el de 3:45, ¿vale, chavalote?

Carlos dijo...

Libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS. Puede bajarlo desde
http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

Describe estratagemas como "moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día", "matar con una espada prestada" o "crear algo a partir de la nada". Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

Para mas información, y mas temas relacionados con la cultura china y japonesa:
http://www.personal.able.es/cm.perez/

merak dijo...

yo es que no me hablo mucho con la guerra en general... pero claro, eran otras batallas.
que sigas conquistando esparta, el culito de la qeu corre delante de ti, o lo que quieras...
abrazos

krismaran dijo...

Pues vamos a ver si eres un espartano de verdad dentro de 3 semanas y hacemos que bajes de 3:45.

Se despide el "desterrado de Esparta" Krismi.

P.D. Es que me echaron por no sufrir lo suficiente en los maratones... jijiji.

Sylvie dijo...

Amos anda...como que te hubieran dejado formar parte a ti de los espartanos...pero si sales una noche de fiesta y ya no vas cara al aire! (por mucho que luego digas que las series te salen mejor).

Yo también soy una espartana, aunque de las carreras me parece a mi que nanay...
de la vida, sí...y mucho.

Me alegro de que mi blog te motivara para el tuyo, que me gusta leerte.

Besitos.

Tetovic dijo...

Boni, habré leído unos 50 libros sobre la IIGM, pero ninguno de Sven Hassel. Lo malo de la lectura es que se necesita mucho tiempo para leer un solo libro y a veces no se tiene. Desde luego que leer algo de Hassel está entre mis asignaturas pendientes desde hace tiempo. ¡¡Si supieras la lista de libros que tengo por leer!! Con las películas me pasa igual. La diferencia es que una peli se ve en dos horas y para un libro se necesita mucho más tiempo. Es por eso que no puedo leer todos los que me gustaría y tengo cantidad de deudas pendientes.

merak, me encanta lo bélico. No sé muy bien porque. Creo que es porque la única forma de conocer realmente a los seres humanos es ponerlos en situaciones límite. Y probablemente hay pocas cosas que pongan más al límite al ser humano que las guerras. Además los grandes cambios de la humanidad (me encanta la historia) suelen estar asociados casi siempre con alguna guerra.
Sobra decir que, aunque me gusta leer sobre ellas en tiempo pasado, mi deseo sería que no hubiera ni una guerra más en la historia futura. ¡¡Ojalá no hubieran existido nunca!!

krisma, ¿eres tú Efialtes de Tesalia? ¡¡Que calladito te lo tenías!!! :P

Sylvie, tu blog me motiva mucho más de lo que crees. Con cinco espartanas como tú se había conquistado el mundo.

boni dijo...

TETOOOOO!!!!! Joooderrrr, acabo de ver tu pedazo marca de la Media......muy muy bien, chavalote.......3h 45m en Maratón es lo siguiente.
Saludos desde Málaga

merak dijo...

cuánto has hecho tío???

Tetovic dijo...

Gracias, gracias. Todavía estoy que no me lo creo.

Hice 1:35:28, una pasada para mi. Y en la media de Madrid que es bastante dura.

Pego aquí la crónica que puse ayer por la noche en los "novatos":

--------------------

Bueno, aquí estoy. No sé si más contento que cansado o más cansado que contento. Me voy a ir a dormir a la voz de ya, pero antes tenía que entrar por aquí a marcarme una crónica de la carrera de esta mañana. Aviso que amenazo con un ladrillo serio. ;D

Ayer por la tarde me notaba nerviosillo. Últimamente me he acostumbrado a ir a las carreras de paseo, pero esta vez tocaba atarse los machos y salir al ruedo a enfrentarse con el toro. Tenía en mente que debía intentar bajar del 1:40. Me parecía un objetivo bastante ambicioso pero dicen que el que no arriesga no gana. Había que intentarlo a pesar de que los tres días que he salido a correr esta semana no había tenido nada de buenas sensaciones y me habían quitado algo de confianza.

Me he tomado tan en serio esta carrera que no he salido de copas en todo el finde, jeje. Solo el viernes por la tarde cayeron unos licorcitos, pero poca cosa.

Y así, bien descansadito, me he presentado esta mañana en la salida de la media maratón Villa de Madrid. ¡¡Hacía una rasca y un vientecillo helado!! Pero por suerte el cielo estaba despejado y no amenazaba la lluvia que nos ha acompañado los últimos días.

Había un mogollón de gente increíble, pero nos hemos colocado el marquitos y un servidor como buenamente hemos podido cerca del globo de 1:40.

En el primer kilómetro había tanta gente que era complicado correr cómodo sin tener que esquivar gente constantemente. Bravo Murillo es una calle ancha pero 12.000 personas abultan mucho. A pesar de todo vamos adelantando gente como podemos a un ritmillo bueno. Este primer kilómetro es en clara bajada. Sabía que el km.1 estaba justo pasada la glorieta de Quevedo, pero no lo veo. Llegamos a San Bernardo, giramos a la izquierda ya en llano, pasamos Bilbao y pasamos el km.2. No sé muy bien a que velocidad vamos y la primera referencia debe de ser importante. Pico el crono. 9:02. Bien, bien, ¡¡hemos salido a toda hostia!! :)

Yo buscaba el globo con la mirada y claro no lo veía porque vamos más deprisa de lo previsto. No lo veré en toda la carrera.

Al llegar a Alonso Martínez giramos a la izquierda para enfilar la subida de Santa Engracia que nos tiene que llevar a Plaza Castilla. Tenemos por delante cinco kilómetros de subida constante y habrá que regular. No veo ni el km.3 ni el km.4. Pico el crono en el km.5 => 14:19 el último parcial. Hago mis cuentas y veo que ahora si que hemos pillado el ritmo de 1:40

Miro para atrás. Marcos, ¿dónde te has metido?? Supongo que ha decidido buscar su propio ritmo. La verdad es que voy, a pesar de la larga cuesta, muy bien. Me noto sobrao y decido tirar para delante.

El km.6 tampoco lo veo. En el km.7 pico 9:18. ¡¡Guauu!!, a 4:39 el km y en cuesta arriba. La cosa va bien.

Paso Plaza Castilla como un cohete, jeje, giramos a la derecha para enfilar la cuesta abajo camino del mejor estadio de fútbol del mundo. ;D

El km.8 no lo veo. En el 9, justo en el fondo norte del Bernabeu, por donde estuve tantos años entrando al fútbol, pico el crono en 8:41. ¡¡A 4:20 el km!! ¡¡Que buenas son las cuestas abajo, eh?!!

Rodeamos el estadio y ya de frente se ve la calle Concha Espina, que parece el Everest en versión española. ¡¡Madre mía!! ¡¡Vaya cuestarrón!! Menos mal que es corta y la subo con decisión. En dos patadas está superada la cuesta, giramos a la derecha y me encuentro con el km.10. Pico el crono en 46:01.

Aquí es cuando empiezo a valorar lo que estoy haciendo. Hace unos meses esta hubiera sido una de mis mejores marcas en 10k y hoy sin embargo voy totalmente fresco. Solo el miedo a los kilómetros que quedan me hace ir sujetando los caballos.

Después de unos 700 metros de bajada se llega a la Plaza de República Argentina, giro radical a la izquierda y a subir por segunda vez buscando la Plaza de Castilla. Sé que los próximos cuatro kilómetros de subida constante, con algunos repechos duros, es la parte jodida de esta media. Una vez allí todo será más fácil hasta la meta.

Pero voy muy suelto. Me noto bien. Los pensamientos son muy positivos. Voy adelantando gente. ¡¡Dios, como estoy corriendo hoy!!!

Km. 11 => 4:28
Km. 12 => 4:34
Km.13 => 4:19 (y en cuesta, ¡¡ole!!)
Km.14 => 4:30
Km.15 => 4:49 (este yo creo que estaba mal medido porque lo hice fuerte y se me fue mucho. A otros corredores con los que lo comenté les paso igual)
Km.16 => 4:38

Pensaba que llegaría aquí hecho leña, pero he llegado muy bien. Parece que hoy no me voy a cansar de correr. Me he comido la segunda subida a Plaza de castilla sin ninguna agonía. Lo que más me alucina es que voy muy rápido, llevo 16 kms y sigo con los pensamientos positivos. Normalmente a estas alturas en las medias maratones voy ya cagándome en todo, pero hoy no es el caso.

Desde aquí hasta el 20 es todo para abajo, así que la cosa pinta bien. Empiezo a pensar que el sub1:40 está prácticamente hecho. Algo raro tiene que pasar para que se me escape.

Km.17 => 4:29
Km.18 => 4:23
Km.19 => 4:12 (aquí voy ya como un obus)

Después de girar a la derecha y coger la cuesta que bordea el Vallehermoso camino de la meta me encuentro con el 20.
Km.20 => 4:22

1:30:50
¡¡Tengo casi diez minutos para llegar a meta y conseguir mi objetivo!! ¡¡Esto está hecho!! ¡¡Soy la hostia!!

:-)

Entro al estadio a toda leche adelantando gente. El Talara y el krisma me dan unas voces de ánimo.

Y así, levitando sobre mis zapatillas y con las mejores sensaciones que jamás haya tenido en una carrera cruzo la meta. El cronómetro me marca ¡¡1:35:28!!

¡¡He mejorado mi marca en más de 11 minutos!!. Y en un recorrido durillo.

Como sé que esa marca es imposible para mí esto solo puede significar que estoy soñando. Esto que tengo delante no debe de ser un teclado. Debe de ser mi almohada y el despertador debe de estar a puntito de sonar y sacarme de este bonito sueño.

ELMOREA dijo...

Enhorabuena por el carreron¡
Tengo un socio desde que tenia 15 años que es pro-Sven Hassel y me obligo en su dia a leerlo. Te gustara mucho por lo que veo. A mi colega le regale un libro gordisimo sobre Stalingrado el año pasado y aun me estoy limpiando las babas.
Nuestro desfiladero de las Termopilas se acerca...