domingo, 26 de agosto de 2007

CdeS III: Madrid-León

16 de Agosto, Madrid-León... en tren


Pasé durmiendo las más de cuatro horas de tren que separan Madrid de la capital leonesa. Morfeo le ganó la partida a los nervios y aquel viaje nunca existirá en mi memoria. Cuando abrí los ojos el tren entraba tranquilamente en la estación de la ciudad elegida para comenzar la aventura.

Eran las cuatro de la tarde y nada más bajarme del vagón me encontré de golpe con la primera sorpresa del día: Josero me esperaba en el andén con los brazos abiertos. No esperaba que me hubiera venido a buscar y la alegría fue inmensa.

Desde allí nos encaminamos en busca del albergue. Mi primer albergue. Mi entrada en el mundo del Camino.

Una vez ubicados en nuestras literas y después de la correspondiente bronca por no haber traído saco de dormir, nos dirigimos al Carrefour donde terminé de abastecerme de material: un saco de dormir, dos bastones de montaña y unas galletas y zumos para los desayunos. Los bastones se iban a convertir con el paso de los días en mis mejores aliados para lograr el objetivo.

Y sin tiempo que perder nos dirigimos a ver la ciudad. León es una ciudad que he visitado, en muy diferentes compañías y situaciones en varias ocasiones en los últimos años. Es una ciudad que me trae bastantes recuerdos y a la que tengo cierto cariño.

Eso sí , ¡¡¡menudo frío que hacía!!! ¡¡Nadie diría que estábamos a mediados del mes de Agosto!!

Después de visitar la catedral y la zona comercial de la ciudad nos fuimos al barrio húmedo a saciar a base de tapas y cervezas nuestra sed y apetito. Ni sé las cervezas que cayeron. Las suficientes para irnos contentos a la cama. Ahora sí que sí. El Camino estaba a punto de comenzar para mi. Estaba a punto de atraparme para siempre.

En la foto la Catedral de León.

4 comentarios:

ELMOREA dijo...

A ver Teto, que llevas tres post y aun no has empezao a caminaaar¡¡
Con la bendicion que te dío el cura y toda la gente que dice que te va a acompañar en la mochila no me extraña que no te animes a andar...
(Perdon por la irreverencia, yo tambien he hecho el camino y se que no es para tomarlo a broma...o sí?, no sé)

Tetovic dijo...

Jejejeje, es verdad elmo, pero es que esto va para largo.

Incluso pensé en hacer otro blog solo para contar el Camino, pero al final he pensado que mejor aquí pero en un montón de entradas, que sino....

Por hoy ya me he cansado. Mañana más.

Sylvie dijo...

¿sin saco pensabas hacer tú el camino???...pero tú de que libro de ciencia ficción has salido???...¿eres realmente espartano???...amos anda...que es pa darte de collejas hasta con los bastones (por cierto, para mi toda una bendición también en mi travesía pirenaica).

Besitos.

Tetovic dijo...

Pues te voy a decir una cosa syl. Sigo pensando que podía haber hecho el camino sin saco. Dormí todas las noche en cama, así que...

Los bastones son todo un invento.

:)

Bsos.